DE LUNES A VIERNES DE 07:00 A 10:00 TODO AL AIRE CONDUCCIÓN: JUAN MANUEL RAPACIOLI, ACOMPAÑA ROSANA TORTOSA ///// DE 10:00 A 11:30 EN LINEA CONDUCCIÓN: ADALBERTO CESTONA ///// DE 11:30 A 12:00 EL SHOW DE LOS NUMEROS CONDUCCIÓN: JUAN ITHURRART ///// DE 12:00 A 13:00 "EL CLUB DE LOS 70 Y LOS 80" ///// DE 13:00 A 14:00 SENDEROS MAGICOS CONDUCCIÓN: MARIANO LAZAR ///// DE 14:00 A 14:30 EL SHOW DE LOS NUMEROS CONDUCCIÓN: JUAN ITHURRART ///// DE 15:00 A 17:30 LA TARDE TROPICAL CON LALO DÍAZ ///// DE 17:30 A 18:00 EL SHOW DE LOS NUMEROS CONDUCCIÓN: JUAN ITHURRART ///// DE 18:00 A 19:00 ENTRE NOSOTROS CONDUCCIÓN: MARIO TRUCCO ///// DE 19:00 A 20:00 AUTOMAX CONDUCCIÓN: FRANCISCO OLAECHEA ///// DE 20:00 A 21:00 ESTUDIO PARANORMAL CONDUCCIÓN: PROFESORA ELY ///// DE 21:00 A 22:00 EL SHOW DE LOS NUMEROS CONDUCCIÓN: JUAN ITHURRART ///// SABADOS DE 09:00 A 10:00 DESDE APYME CONDUCCIÓN: ROSANA TORTOSA //// DE 10:00 A 13:00 EN LA MISMA VEREDA CONDUCCIÓN: ROSANA TORTOSA //// DE 13:00 A 15:00 AMARRADITOS - PROGRAMA DE LA COLECTIVIDAD PERUANA ///// DE 15:00 A 17:00 "AGUANTÁ" CONDUCCIÓN: MARIA FERNANDA DEL VALLE "LA DIOSA TROPICAL" //// DE 17:00 A 19:00 SAL DE LA TIERRA Y LUZ DEL MUNDO CONDUCCIÓN: CARLOS SOSA ///// DE 19:00 A 20:00 AUTOMAX CONDUCCIÓN: FRANCISCO OLAECHEA ///// DE 21:00 A 22:00 EL SHOW DE LOS NUMEROS CONDUCCIÓN: JUAN ITHURRART ///// DE 22:00 A 01:00 ARENAS MOVEDIZAS CONDUCCION: EUGENIO ///// DOMINGOS DE 09:00 A 10:00 RECUERDOS DE MI TIERRA CONDUCCIÓN: WILLY CARREÑO ///// DE 10:00 A 12:00 DOMENICA ITALIANA CONDUCCIÓN: PASCUAL PAOLETTA ///// DE 12:00 A 13:00 LOS TANGOS DE GONZALITO CONDUCCIÓN: RICARDO GONZALEZ /////

martes, 3 de noviembre de 2015

Juicio CNU: 117 disparos en tres cadáveres y ninguna citación de la Justicia

El médico forense de la policía, José María Di Lorenzo, identificó en 1975 tres de los cinco cuerpos sin vida de la noche del 5x1. Dijo que nunca fue citado por la Justicia para colaborar en la investigación. El fiscal federal, entonces, era  Gustavo Demarchi.
 
José María Di Lorenzo, médico forense con asiento en la seccional cuarta de la policía bonaerense, debió ir la madrugada del 21 de marzo de 1975 hasta la entrada del barrio El Grosellar: a pocos metros, según su relato, encontró tres cuerpos sin vida, asesinados por múltiples impactos de bala de grueso calibre. Uno de los cuerpos tenía 57 tiros, otro 33, otro 27, de acuerdo a las autopsias por él realizadas. Eran padre e hijos: Jorge Enrique, Jorge Lisandro y Guillermo Videla.

A los tres asesinatos, cometidos en el marco de la noche denominada 5x1, tras la muerte del líder de la CNU, Ernesto Piantoni, se sumaron los de Enrique “Pacho” Elizagaray y el médico Bernardo Goldemberg. Estos crímenes, además de los homicidios de María del Carmen Maggi y los contadores Daniel Gasparri y Jorge Stoppani, tienen como imputados -como miembros de una asociación ilícita- a entonces integrantes de la Concentración Nacional Universitaria (CNU).
En el marco de una nueva audiencia oral, Di Lorenzo fue aportando detalles de su trabajo realizado ante las preguntas de las partes. Se leyeron una a una las autopsias que dieron detalle de los numerosos impactos de bala que recibieron los Videla. La lectura de cada balacera que impactó sobre sus cuerpos posiblemente haya sido más extensa que las ráfagas de balas que los ejecutaron.
De allí, el testigo entendió que posiblemente haya participado “más de un tirador”, y que las heridas en los cadáveres hablaban de distintos calibres y de armas de guerra.
Además, dejó en claro que nunca fue citado por las autoridades judiciales a cargo de la investigación para declarar. Entonces, el fiscal federal era el principal imputado, Gustavo Modesto Demarchi.
¿Qué le están diciendo estos cuerpos?, le preguntó el Ministerio Público Fiscal. “No tenemos mucha experiencia en este tipo de situaciones. Son contados los hechos de esta naturaleza”, mencionó Di Lorenzo, quien refirió que pudo tratarse de un enfrentamiento o una ejecución.
Pero ante las preguntas del Tribunal, la fiscalía y las querellas, reparó en que hubo un balazo que ingresó a una de las víctimas por la planta del pie derecho, lo que daría cuenta de que estaba caído al recibir ese impacto; que había heridas de bala sobre brazos, muñecas y codos que darían cuenta de un intento de defensa con el cuerpo ante los disparos; y que hay al menos una herida desgarrante que surge de la autopsia lo que podría indicar –siempre según las apreciaciones del testigo- de que la víctima giró o intentó girar el cuerpo al momento de la balacera.
Consultado sobre el análisis de esas muertes violentas, refirió el testigo que “uno trataba de apartarse de todo lo que pasaba, trataba de olvidarme de todo sino no se podía seguir viviendo”. Habló además de “un contexto de violencia” e interrogado por uno de los jueces sobre si tenía temor ante lo que estaba aconteciendo, señaló: “Por supuesto, uno tiene familia, hijos. Había que tener cuidado y ser prudentes”.

“LA JUSTICIA NO ESTABA FUNCIONANDO”

En teleconferencia desde España, el médico pediatra jubilado, Andrés Cabo, dio cuenta de su tarea al frente de la coordinación de la Zona Sanitaria de la ciudad en el año 1975.
Dijo el testigo que conoció a Bernardo Goldemberg cuando algunas semanas antes de que lo asesinaran había ido a ponerse a disposición, junto a su esposa, para trabajar en los barrios por la salud pública. Incuso, dijo que cuando lo asesinaron, en algunos medios salió su nombre y apellido como una de las víctimas del 5x1, por lo que entendió que lo habían confundido con él.
Cabo fue terminante cuando se le preguntó a quién atribuye los crímenes de entonces: “A CNU”, respondió. Y habló de “una terrorífica venganza”. “Cuando se produce el asesinato de Piantoni aparece el discurso del 5 por 1, era público”, señaló.
Además, contó que sufrió dos atentados fallidos en su casa con bombas que no detonaron, y en una oportunidad le quemaron su vivienda: ni él ni su familia estaban allí.
A Daniel Gasparri lo recordó tocando la guitarra y cantando canciones de compromiso, y a Coca Maggi la definió como una “intelectual comprometida con el pueblo”. “La asesinaron poco a poco, se aprovecharon de su diabetes. Más allá de la tortura del secuestro, pudo estar el maltrato clínico”, mencionó el médico.
El testigo también fue crítico sobre el accionar judicial ante estos homicidios: “La respuesta de la Justicia fue totalmente negativa, no funcionaban los habeas corpus. La Justicia no estaba funcionando”. Al terminar su declaración se despidió “hasta siempre” desde Barcelona.
A su vez, prestó declaración José Atilio Sampietro, hijo del dueño de la funeraria donde velaron a Piantoni. Dijo que una vez vio que entraba a un local situado justo al lado del comercio familiar: era, según le contó “un empleado que siempre le comentaba cosas”, un centro de estudiantes universitarios, político.
Sobre el final de la audiencia, hubo algunos planteos por parte de las defensas y se habló de un juicio que no es “normal”. Ante ello, tomó la palabra el fiscal de Distrito Daniel Adler, quien señaló: “Este es el juicio que se puede realizar en Argentina después de 40 años de impunidad e imputados prófugos”.
Y por último, la fiscal Laura Mazzaferri solicitó que se convoque a declarar al médico Carlos Petri, de acuerdo al artículo 388 del Código Procesal Penal de la Nación, dado que es quien firmó el informe necrológico de María del Carmen Maggi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario