DE LUNES A VIERNES DE 07:00 A 10:00 TODO AL AIRE CONDUCCIÓN: JUAN MANUEL RAPACIOLI, ACOMPAÑA ROSANA TORTOSA ///// DE 10:00 A 11:30 EN LINEA CONDUCCIÓN: ADALBERTO CESTONA ///// DE 11:30 A 12:00 EL SHOW DE LOS NUMEROS CONDUCCIÓN: JUAN ITHURRART ///// DE 12:00 A 13:00 "EL CLUB DE LOS 70 Y LOS 80" ///// DE 13:00 A 14:00 SENDEROS MAGICOS CONDUCCIÓN: MARIANO LAZAR ///// DE 14:00 A 14:30 EL SHOW DE LOS NUMEROS CONDUCCIÓN: JUAN ITHURRART ///// DE 15:00 A 17:30 LA TARDE TROPICAL CON LALO DÍAZ ///// DE 17:30 A 18:00 EL SHOW DE LOS NUMEROS CONDUCCIÓN: JUAN ITHURRART ///// DE 18:00 A 19:00 ENTRE NOSOTROS CONDUCCIÓN: MARIO TRUCCO ///// DE 19:00 A 20:00 AUTOMAX CONDUCCIÓN: FRANCISCO OLAECHEA ///// DE 20:00 A 21:00 ESTUDIO PARANORMAL CONDUCCIÓN: PROFESORA ELY ///// DE 21:00 A 22:00 EL SHOW DE LOS NUMEROS CONDUCCIÓN: JUAN ITHURRART ///// SABADOS DE 09:00 A 10:00 DESDE APYME CONDUCCIÓN: ROSANA TORTOSA //// DE 10:00 A 13:00 EN LA MISMA VEREDA CONDUCCIÓN: ROSANA TORTOSA //// DE 13:00 A 15:00 AMARRADITOS - PROGRAMA DE LA COLECTIVIDAD PERUANA ///// DE 15:00 A 17:00 "AGUANTÁ" CONDUCCIÓN: MARIA FERNANDA DEL VALLE "LA DIOSA TROPICAL" //// DE 17:00 A 19:00 SAL DE LA TIERRA Y LUZ DEL MUNDO CONDUCCIÓN: CARLOS SOSA ///// DE 19:00 A 20:00 AUTOMAX CONDUCCIÓN: FRANCISCO OLAECHEA ///// DE 21:00 A 22:00 EL SHOW DE LOS NUMEROS CONDUCCIÓN: JUAN ITHURRART ///// DE 22:00 A 01:00 ARENAS MOVEDIZAS CONDUCCION: EUGENIO ///// DOMINGOS DE 09:00 A 10:00 RECUERDOS DE MI TIERRA CONDUCCIÓN: WILLY CARREÑO ///// DE 10:00 A 12:00 DOMENICA ITALIANA CONDUCCIÓN: PASCUAL PAOLETTA ///// DE 12:00 A 13:00 LOS TANGOS DE GONZALITO CONDUCCIÓN: RICARDO GONZALEZ /////

jueves, 20 de octubre de 2016

Residuos en la vía pública, el principal enemigo del escurrimiento pluvial y su mantenimiento

Obras Sanitarias Mar del Plata – Batán advierte a la comunidad sobre los riesgos que produce la basura en orden a la correcta funcionalidad de los sumideros e insiste con la importancia de cuidar la higiene urbana para evitar anegamientos, fundamentalmente en días de lluvia.

En la actualidad, el sistema pluvial tiene un rendimiento eficiente, acorde a la infraestructura hidráulica con la que se dispone en la ciudad. Pero aún así, y pese a las mejoras que se introdujeron en la red en los últimos años, el drenaje se ve muchas veces obstaculizado por la gran cantidad de desperdicios sueltos que, luego de ser arrojados en forma desaprensiva por los vecinos, se acumulan en las bocas de tormenta y dificultan el normal funcionamiento de los desagües.




En este marco, además de planificar obras que mejorarán la calidad de vida de la población, OSSE impulsa estudios y acciones concretas para paliar las consecuencias que provoca la conjunción de lluvia y basura, un combo temible.



Así, el personal del Área de Mantenimiento de Pluviales – creada en 2010 para potenciar su accionar- desarrolla un plan de limpieza periódica cuya meta es potenciar la operatividad de la red para que ésta cumpla con su objetivo y también para reducir el volumen de material de arrastre que llega a la costa.



Inclusive, en el itinerario de trabajos habituales, se incluyó una recorrida por distintos sectores que cuentan con un sistema de retención de sólidos especial, capaz de evacuar el agua de lluvia eludiendo el entorpecimiento que generan los desechos de todo tipo desperdigados en la calle. 

  

El objetivo se logra a través de una cámara diseñada específicamente, en la cual los sedimentos y los residuos se depositan en el fondo, facilitando el escurrimiento por los conductos que componen el sistema y previniendo la acumulación de agua en la superficie.



Esta modalidad, cuya conveniencia se encuentra en período de análisis, se implementó como alternativa al sistema de rejas, luego de verificar que éstas funcionan como una suerte de barrera - que se interpone al paso del agua - cuando la basura se adhiere al tejido que la constituye.



La dificultad descripta no se halló en las esquinas que cuentan con el procedimiento experimental y que fueron observadas en la última semana (Bouchard y Pehuajó; Rateriy y Tripulantes del Fournier; Rosales y Údine; Rosales y Coronel Vidal), donde los agentes pudieron extraer la suciedad, sin resistencias, al levantar la tapa emplazada en la vereda.  





COMPROMISO CIUDADANO, EL EJE DE LA SOLUCIÓN



Especialistas internacionales han coincidido en que la acumulación de basura es la principal causa de las inundaciones en las ciudades. Por lo tanto, cada vez que se registra una tormenta nos encontramos con el mismo problema: cientos de botellas, cartones, envoltorios de golosinas y otros residuos mezclados son arrastrados por la escorrentía a las bocas de tormenta, por lo que retardan y hasta impiden el ingreso de agua al sistema pluvial, provocando anegamientos de distinta intensidad en diferentes puntos del Partido.



"Si bien es cierto que en un contexto de cambio climático no podemos hacer más que prevenirnos, es importante asumir la responsabilidad que nos compete como ciudadanos para mitigar las consecuencias de los fenómenos meteorológicos", señaló Mario Dell Olio, Presidente de OSSE. 


En resumen: nos preocupamos ante cada lluvia, pero, aunque en reiteradas oportunidades se instó a la comunidad a tomar conciencia, muchas personas siguen dejando su basura en la vía pública y alimentando el peligro de encharcamiento. Es decir que los esfuerzos que realicen las autoridades en orden a la optimización y el mantenimiento de la infraestructura resultarán insuficientes si los vecinos no se esmeran en mantener la higiene urbana.



Entonces, ocuparnos cada día de ofrecer nuestro aporte a la causa es un buen punto de partida para dar paso a una cultura “verde”, que aliente la recuperación de hábitos saludables tanto para prevenir el taponamiento de los sumideros como para contribuir a la conservación del medio ambiente.







LA IMPORTANCIA DE EMPEZAR POR CASA



Es fundamental procurar que las instalaciones pluviales internas estén limpias y en buenas condiciones para asegurar que el agua que precipita sobre la propiedad privada sea conducida sin obstáculos hasta el cordón cuneta.



El mantenimiento de canaletas, bajadas, rejillas y albañales, entre otros elementos, está a cargo de los propietarios, cuya responsabilidad radica en aminorar los riesgos de sufrir desbordes en el interior de las viviendas.



En ese sentido, es conveniente recordar que Mar del Plata cuenta con un sistema de desagües separativo, es decir, que la infraestructura pluvial y cloacal funcionan en forma independiente, cada una con sus propios conductos.



Sin embargo, esta realidad no siempre se replica en los inmuebles y, en consecuencia, el agua de lluvia acomete al desagüe cloacal. Como éste no está preparado para los enormes caudales que se generan por las condiciones meteorológicas adversas, las cañerías se saturan, soportan presiones y podrían terminar vertiendo los líquidos en los domicilios a través de rejillas o inodoros, con el riesgo para la salubridad que ello implica. 



Dadas estas circunstancias, se recomienda hacer revisar los desagües por personal idóneo y, en caso de advertirse que están vinculados, proceder a las reformas necesarias para separarlos.



Vale destacar que si la población y las instituciones toman todas las medidas que están a su alcance, se podrá sacar el máximo provecho a la infraestructura pluvial de la ciudad, que posee alrededor de 4700 bocas de tormenta y unos 350 kilómetros de conductos. Así, lograremos entre todos que los anegamientos tengan las menores consecuencias nocivas posibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario