DE LUNES A VIERNES DE 07:00 A 10:00 TODO AL AIRE CONDUCCIÓN: JUAN MANUEL RAPACIOLI, ACOMPAÑA ROSANA TORTOSA ///// DE 10:00 A 11:30 EN LINEA CONDUCCIÓN: ADALBERTO CESTONA ///// DE 11:30 A 12:00 EL SHOW DE LOS NUMEROS CONDUCCIÓN: JUAN ITHURRART ///// DE 12:00 A 13:00 "EL CLUB DE LOS 70 Y LOS 80" ///// DE 13:00 A 14:00 SENDEROS MAGICOS CONDUCCIÓN: MARIANO LAZAR ///// DE 14:00 A 14:30 EL SHOW DE LOS NUMEROS CONDUCCIÓN: JUAN ITHURRART ///// DE 15:00 A 17:30 LA TARDE TROPICAL CON LALO DÍAZ ///// DE 17:30 A 18:00 EL SHOW DE LOS NUMEROS CONDUCCIÓN: JUAN ITHURRART ///// DE 18:00 A 19:00 ENTRE NOSOTROS CONDUCCIÓN: MARIO TRUCCO ///// DE 19:00 A 20:00 AUTOMAX CONDUCCIÓN: FRANCISCO OLAECHEA ///// DE 20:00 A 21:00 ESTUDIO PARANORMAL CONDUCCIÓN: PROFESORA ELY ///// DE 21:00 A 22:00 EL SHOW DE LOS NUMEROS CONDUCCIÓN: JUAN ITHURRART ///// SABADOS DE 09:00 A 10:00 DESDE APYME CONDUCCIÓN: ROSANA TORTOSA //// DE 10:00 A 13:00 EN LA MISMA VEREDA CONDUCCIÓN: ROSANA TORTOSA //// DE 13:00 A 15:00 AMARRADITOS - PROGRAMA DE LA COLECTIVIDAD PERUANA ///// DE 15:00 A 17:00 "AGUANTÁ" CONDUCCIÓN: MARIA FERNANDA DEL VALLE "LA DIOSA TROPICAL" //// DE 17:00 A 19:00 SAL DE LA TIERRA Y LUZ DEL MUNDO CONDUCCIÓN: CARLOS SOSA ///// DE 19:00 A 20:00 AUTOMAX CONDUCCIÓN: FRANCISCO OLAECHEA ///// DE 21:00 A 22:00 EL SHOW DE LOS NUMEROS CONDUCCIÓN: JUAN ITHURRART ///// DE 22:00 A 01:00 ARENAS MOVEDIZAS CONDUCCION: EUGENIO ///// DOMINGOS DE 09:00 A 10:00 RECUERDOS DE MI TIERRA CONDUCCIÓN: WILLY CARREÑO ///// DE 10:00 A 12:00 DOMENICA ITALIANA CONDUCCIÓN: PASCUAL PAOLETTA ///// DE 12:00 A 13:00 LOS TANGOS DE GONZALITO CONDUCCIÓN: RICARDO GONZALEZ /////

viernes, 1 de enero de 2016

Juan Manuel Rapacioli, más militante que nunca, va por la presidencia del PJ marplatense


En el multiespacio Néstor Kirchner, rodeado de cuadros, frases y banderas de Perón, Evita, Cristina y quien le dio nombre al mencionado lugar 100% militante, Juan Manuel Rapacioli recibió a “el Retrato…” y habló de su anhelo de comandar el Partido Justicialista de Mar del Plata.

“Lo único que sé hacer en la vida es militar en política”. Juan Manuel Rapacioli luce con la “rebeldía” que “a pesar de los años y los distintos momentos vividos, todavía no he perdido” para anhelar conquistar la presidencia del Partido Justicialista marplatense. Así se lo ve en charla con “el Retrato…”, en el último día del 2015, en vísperas de un 2016 que lo encuentre, por qué no, en un rol mucho más preponderante.
Cigarro en mano, en el multiespacio Néstor Kirchner, rodeado de cuadros, frases y banderas de Perón, Evita, Cristina y quien le dio nombre al mencionado lugar 100% militante, Rapacioli explica por qué quiere comandar el PJ, cuáles son sus ideas, qué momento atraviesa el peronismo en Mar del Plata y desenfunda que para competir contra Carlos Cheppi, el exembajador argentino en Venezuela primero tiene que afiliarse, al tiempo que elogia a Daniel Rodríguez.


“Creo que debe existir un toque revolucionario para seguir en el mundo de la política. Participo en política desde mis 14 años, vengo de una familia peronista y siento cada día más vigor por la vida política, a pesar de las adversidades que estamos viviendo con este gobierno de derecha, que le está poniendo palos al desarrollo popular”, dice y se abre al ida y vuelta de preguntas y respuestas con “el Retrato…”.

-¿Peronista, justicialista o kirchnerista?

-Soy peronista como Néstor y Cristina. Esas divisiones que hacen del peronismo y kirchnerismo me parecen que es algo que Néstor definió bien: “Nosotros somos peronistas, nos dicen kirchneristas para bajarnos el precio”. Hoy, en la definición de la expresidenta en su cuenta de twitter, dice: militante peronista. Con lo cual, aquellos que piensan al kirchnerismo como una etapa superadora del peronismo, los desafío a que hagamos una gran interna. La desventaja que van a tener, es que nosotros, de nuestro lado, vamos a tener a Perón, Evita, Néstor y Cristina. Entiendo que es una forma rara de opacar al peronismo, pero no lo vamos a permitir porque, justamente, somos peronistas. El peronismo tiene 70 años de vida y las banderas de Perón han sido levantadas más altas que nadie tanto por Néstor como por Cristina.

-¿Creés que se puede fracturar el kirchnerismo del peronismo?

-Mirá: el Frente para la Victoria está conformado por varios partidos. Para que un frente sea lo más fuerte posible, tiene que tener partidos fuertes. No puede haber un Frente para la Victoria con partidos débiles. Mientras más fuertes sean los partidos más fuerte será el Frente para la Victoria. Y acá hago una salvedad: existe una gran confusión. Hay gente que quiere afiliarse al FpV, pero como partido no existe, porque es solo un instrumento electoral. Terminada la elección, se disuelve y luego se vuelve a construir. El que quiera afiliarse, que se acerque al Partido Justicialista.

-¿Cómo está el justicialismo en Mar del Plata?

-Con las dificultades que hemos logrado superar después de instancias electorales donde las circunstancias nos obligaron a bajar las diferencias que teníamos, en busca de lograr el mejor resultado. Se atendió la necesidad de acumular la mayor masa crítica posible de juntar con un mensaje peronista la mayor cantidad de votos. No alcanzó. Pero sí, después del 9 de agosto (PASO), como el golpe fue muy fuerte hubo un sinceramiento de parte nuestra.

“No lo puedo negar, como todo peronista sabemos que si hay que tragar algún sapo, se lo traga sin ningún inconveniente y se avanza”, contextualizó el militante peronista.

-¿Por qué querés ser Presidente del PJ en Mar del Plata?

-Yo planteo que si se abre la posibilidad de disputar la Presidencia del Partido, estoy con toda mi voluntad y disposición, con un plan de laburo para los compañeros peronistas de Mar del Plata. Estoy no quita que si se abre una instancia de laburo para llegar a la unidad del peronismo, no me encuentre predispuesto. No voy a hacer nada para romper el peronismo en la ciudad de Mar del Plata. Sí señalaré fuertemente cuando el partido tenga sus puertas cerradas o se haya desvirtuado el camino. Ahí sí seré un fuertísimo opositor crítico. Igualmente, siempre me encontrarán trabajando para el PJ, como lo hice toda mi vida.

-Hoy por hoy, ¿está unido el Partido?

-Después de los compromisos electorales aparecieron algunos matices disímiles. Cada uno responde a los distintos sectores. Son cosas que suceden, es normal y me parece bien, sino seríamos flojos de espíritu.

-También aparecen Daniel Rodríguez y Carlos Cheppi como posibles rivales. ¿Qué te diferencia de ellos?

-Con Daniel Rodríguez, nada. Es un gran compañero, un gran peronista. Lo que pasa es que él ha estado en distintos lugares de conducción y si quiere volver a postularse, me parece muy bien, aunque creo que él podría ayudar a la unidad y trabajar para que esto pase. El caso de Cheppi es distinto, porque para ser Presidente del Partido, primero tenés que estar afiliado y él no lo está. En su momento, hice esa observación y ahora, que bajaron los niveles de crítica, lo observo como algo totalmente objetivo. Él sí tiene quién lo representa, que es Pablo Vacante, actual Presidente. Después, todo aquel que tenga ganas, tiene el derecho a presentarse. Charlaremos en asamblea, nos pelearemos y nos diremos cosas fuertes.

“En la instancia que se viene, le estamos pidiendo a todos los peronistas que se afilien. Pretendemos una afiliación masiva”, dijo y estimó que “si bien habría que depurarlo, el padrón ronda en los 35 mil afiliados”.

-¿Qué impulsaras en la campaña?

-Lo primero, abrir el Partido lo máximo posible. Quiero ser, en lo posible, el autor de la apertura de todas las unidades básicas diseminadas en toda la ciudad de Mar del Plata. Porque lo único que sé hacer en la vida es militar políticamente. La segunda medida sería que el partido tenga incidencia en la vida política de la ciudad y si no se escucha la voz justicialista, hacerla escuchar con los parámetros peronistas. La tercera, la permanencia de la constante ayuda social al compañero y la formación política.

“EL PERONISMO SE JUNTA PARA GANAR ELECCIONES”

Rapacioli, con un énfasis envidiable al momento de defender las banderas del peronismo, le aclaró “el Retrato…” que “el peronismo no es una ONG, el peronismo es una lucha de poder. Se junta para ganar elecciones, sí, porque tenemos vocación de poder. Si no tenés vocación de poder, no sos peronista. El peronismo disputa poder y por fuera del poder, no anda bien. Fijate que al peronismo lo tenés que sacar con balas, proscripciones, desapariciones, muertes, pero siempre quiere continuar”.

-Salvo contadas excepciones, en los últimos años, el PJ pareciera que no ha existido…

-Esa crítica la he llevado adelante por mucho tiempo y la puedo seguir llevando adelante sin ningún tipo de problema, justamente porque veo un faltante de movilidad dentro del peronismo, desde su parte institucional. He tenido observaciones críticas, pero más allá de eso, en esta circunstancia nos tocó desde la militancia. Y yo, solo soy un afiliado, un militante peronista. Desde ese lugar peleo

-Como hombre de la política, ¿no te dolió que en las últimas elecciones de octubre el peronismo y el radicalismo no tuvieran candidatos propios en la ciudad?

-No, porque nosotros tuvimos la representación de Gustavo Pulti, que había abrazado las banderas del Frente para la Victoria. La discusión, la producción, la justicia social… Al radicalismo le debe doler un poco más porque ellos llevaron a alguien que no representó las banderas de la UCR. Como peronista sentí que, por mas que Gustavo Pulti no estuviera dentro del peronismo, sin ningún tipo de problema lo defendí y trabajé en la campaña para que él pudiera ser Intendente nuevamente. Entendí que llevaba adelante los principales postulados del movimiento social y político que defiendo y pertenezco. Tal es así que en el 2009, Néstor eligió a Gustavo como candidato testimonial y él no se corrió. Tal es así que Cristina tuvo la mejor de las relaciones con él y General Pueyrredon se vio muy beneficiado. Por eso no me costó nada defenderlo.

-¿Qué no entendó la sociedad?

Tanto tiempo dedicado a la gestión descuidó a la construcción política. Gustavo usó el ejemplo del padre que trabaja todo el día para llevarle un sustento a sus hijos y luego no termina de verlos crecer. Es un buen ejemplo, aparte lo considero un buen tipo a Gustavo. Igualmente, me genera cierta pena, y me hago cargo, que toda la maquinaria fervorosa que se puso en juego a partir del 9 de agosto, de una manera extraordinaria, tiempo en el que pasaron cosas que en el peronismo no pasaron en su historia, como la movilización de los 70 años. En esa instancia dolorosa, llegamos mucho más lejos que en algunas instancias favorables. El señalamiento podría ser: “Qué lástima que no pasó antes, con un llamado de atención fuertísimo como en el que tuvimos en el 2013. Qué lástima que no leímos bien el mensaje, quizás la estructuración política podría haber sido otra. Igualmente, los peronistas hacemos análisis ante los hechos y la única verdad es la realidad, entonces, avancemos.

-¿Creés que el peronismo podrá llegar a la intendencia de General Pueyrredon?

-Si somos inteligentes, sí. Si somos dementes, no.

-Pero las ambiciones personales también juegan, Juan Manuel…

-No lo niego. Ha pasado y puede volver a pasar. Pero ¿por qué ha pasado? Porque no ha habido un Partido Justicialista sólido que, ante aquel que quiera cambiar el rumbo o que por orden personal quiera correrse, se preguntara qué hizo para que eso no ocurriera. Digo que ha que generar una fuerza centrífuga que atraiga a los militantes, no que tengamos que ir a buscarlos. Y yo me siento muy capaz de poder lograrlo". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario